Ir al contenido principal

5 datos claves para entender los fetiches

Lo creas o no, hay más en la intimidad que solo la posición misionera. Estaremos contando algunos de los hechos más comunes sobre los fetiches. Esto significa que estamos viendo aquellas atracciones o acciones que una persona necesita para disfrutar del placer sexual o el orgasmo.

Fetiches y travesuras son diferentes




De acuerdo, saquemos un poco de terminología rápida. A pesar de ser usado de manera bastante ligera, los fetiches y las travesuras no son lo mismo. El término travesura se utiliza para describir una acción o un elemento que se agrega a la experiencia sexual. 

Si una pareja disfruta de nalgadas durante las relaciones sexuales porque le agrega un poco de dolor a su placer, eso es una cosa. Pero si se requieren nalgadas para que comience el sexo, y llegar al orgasmo o para que se derive cualquier placer, es un fetiche. Mientras que una travesura solo aumenta la diversión, un fetiche es lo que la provee.


Los fetiches son muy específicos




Es posible que hayas escuchado sobre el fetiche de pies, de alimentos o de látex. Mientras que los fetiches se clasifican de esta manera general, los deseos reales de cada fetichista son mucho más detallados. 

Dos personas pueden etiquetarse como fetichistas de cuero, pero una persona solo puede disfrutar el olor a cuero mientras que la otra puede disfrutar de la sensación de cuero en la piel. 

Los fetiches no son tan amplios ni tan simples como uno pensaría, a menudo se pueden subdividir y son mucho más específicos para cada persona de lo que su nombre puede sugerir. El hecho de que alguien tenga un fetiche de zapatos no significa que le gusten todos los tipos de calzado.




De acuerdo con Joseph Plaud, el director ejecutivo de “Applied Behavioral Consultants” y un psicólogo clínico en ejercicio, los humanos pueden tener fetiches sobre cualquier cosa. Y tampoco están limitados a nada en particular. 

Alguien podría tener un fetiche por una parte del cuerpo como los pies, una acción como estornudar o un elemento como la ropa interior. Hay tantos fetiches que los científicos están teniendo dificultades para hacer un seguimiento de todos ellos. Dar vueltas sin entender algo tan vital para la identidad de una persona es algo alarmante, especialmente si un fetiche es dañino para el fetichista o para otros.



Algunos fetiches pueden ser nocivos para el fetichista y otros




Para ser claros, los fetiches que se practican de manera responsable y consensuada son perfectamente saludables. Sin embargo, algunos fetiches pueden dañar la propia vida del fetichista o la de otra persona. 

Conocidos como trastornos parafílicos, estos fetiches pueden ser intrínsecamente dañinos al involucrar a alguien que no ha consentido o no puede dar su consentimiento, -como la pedofilia o necrofilia-, también pueden ser dañinos para el ejecutor si tienen un deseo compulsivo de hacerlo. Sin embargo estos pueden causar angustia sin ser un trastorno parafílico. 

Alguien con un fetiche de nalgadas puede que no se sienta cómodo con la idea de pegarle a alguien. Es importante desestigmatizar los fetiches, y el sexo en sí, para permitir que las personas con trastornos parafílicos se comuniquen abiertamente y posiblemente busquen asesoramiento o asistencia médica.


Muy poco se sabe sobre qué causa fetiches




En general, falta investigación empírica sobre el sexo y, naturalmente los fetiches. Debido a esto, la información vital como las causas de los fetiches no se puede establecer de manera concluyente.

La mayoría de los investigadores creen que una experiencia de vida temprana es lo que causa el desarrollo de un fetiche o un trastorno parafílico. Sin embargo, algunos estudios han sugerido que los fetiches no siempre se desarrollan en la adolescencia o como resultado de una experiencia particular. 

Algunos sugieren impresión mientras que otros dicen que un fetiche puede desarrollarse a cualquier edad. Los científicos tampoco están seguros de si la genética cumple algún tipo de función. Esta falta de investigación es causada por una variedad de factores, incluyendo la gran cantidad de fetiches, la falta de fondos y la estigmatización del sexo.


Fuente : https://www.watchmojo.com/video/id/20120

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Rurik Gislason "el 19 de Islandia"

MOSCU.- El partido que la Argentina empató ayer ante Islandia, por la primera fecha del grupo D del Mundial, dejó mucha preocupación para el equipo de Jorge Sampaoli. Sin embargo, buena parte del público en nuestro país se quedó contento: Rúrik Gislason, uno de los jugadores del equipo europeo, fue la gran sensación en las redes sociales. Gislason tiene 30 años y juega en Sandhausen, un equipo que compite en la segunda división de Alemania. El volante, quien viste la número 19 en su espalda, ingresó en el segundo tiempo y fue furor en las redes sociales. A tal punto, que en la Argentina se convirtió rápidamente en trending topic. El jugador islandés vio cómo los seguidores de su cuenta de Instagram explotaron. Según algunos sitios, creció más de 200 mil seguidores en la casi media hora de juego que tuvo en cancha.



😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍


😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍



😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍?…

Ilustraciones para sumergirte en los pulsos del bosque

Los trabajos con microanimaciones de la ilustradora Alexandra Dvornikova seducirán tus sentidos.

En un trabajo con detalle artesanal, y con casi imperceptibles pulsos animados, la ilustradora rusa Alexandra Dvornikovanos deja sumergirnos en peculiares escenas en medio de la naturaleza.Jugando entre lo lúgubre y la ternura, el trabajo de esta artista cuenta la historia de un bosque perdido, como ella lo concibe en su imaginación.

En este bosque ella encuentra al espíritu de los animales, viviendo pacíficamente. Pero más aún: se encuentra con que una chica vive ahí; una chica que es uno y todo con este ecosistema natural.



Al final, todo este esplendoroso trabajo no es sino una invitación, enigmática y hechizante, para que acompañemos a esta artista al bosque de su imaginación, repleto de diminutos pulsos de vida.



Este precioso trabajo creativo de Dvornikova va de la mano con su otro trabajo: ayudar a personas con desórdenes mentales. Algo que sin duda tiene sentido desde la perspectiva de e…

El ingeniero que cobró 10.000 dólares por trazar una raya de tiza

A comienzos del pasado siglo, el ingeniero Charles Proteus  Steinmetz cobró una pequeña fortuna a Henry Ford por detectar el fallo de un generador eléctrico. Dice un dicho popular que las abultadas facturas que suelen cobrar los servicios técnicos por reparar aparatos tecnológicos no son: «Por apretar un tornillo», sino«por saber qué tornillo apretar».
Lo que muy pocas personas conocen es que este tópico que persigue a muchos ingenieros tiene un origen completamente real. Ahora, por fin, he llegado al origen del asunto pero, antes, habrá quien se pregunte: ¿quién era el tal Steinmetz? Es considerado  uno de los padres de la tecnología eléctrica del siglo XX. Trabajó en la General Electric y realizó importantes aportaciones en ingeniería eléctrica y matemáticas. De hecho, la expansión de la corriente alterna y su uso en la industria a gran escala en generadores, motores y todo tipo de aparatos fue impulsada precisamente por las aportaciones matemáticas y técnicas de Steinmetz, sobre todo…